25 de septiembre de 2013

La estructura de la opresión especista


La explotación de los animales no humanos es primeramente un problema de violencia cultural

Esta violencia está basada culturalmente en el prejuicio del especismo y en la cosificación sobre los demás animales mediante una doctrina que afirma que  son seres inferiores que existen para ser utilizados por los humanos.

La mentalidad especista fundamenta como consecuencia toda una dinámica de violencia materialmente estructurada contra los animales no humanos a través de la economía y las instituciones.


Ante esta situación hay dos conductas básicas que podemos y deberíamos adoptar:


Primero; fomentar la educación de las personas a través de la visibilización y denuncia del especismo y la opresión contra los animales.


Segundo; animar a la ruptura con las dinámicas de consumo que apoyan la opresión especista en los diferentes estratos sociales —individuos, familias, empresas— mediante la difusión del veganismo.

La violencia contra los animales no es un caso aislado sino que se trata de una actividad social que se practica sistemáticamente. Los animales son violentados para servir de comida, de vestimenta, de entretenimiento,... y otra serie de fines para beneficio de los humanos que los explotan.

La única forma de detener esta violencia es el veganismo



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog y las normas de convivencia.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...